22 abr. 2010

EGOCÉNTRICO YVES




En el libro Saint Laurent Mauvais Garçon, la periodista Marie-Dominique Lelièvre tacha al modisto francés de solitario, marcado por los insultos de la infancia y ante todo, un hombre egocéntrico que utilizaba a los demás para progresar. La autora de esta biografía destaca el triángulo amoroso-platónico entre Yves Saint Laurent, su pareja sentimental Pierre Bergé – a quién conoció en el entierro de Christian Dior – y la modelo Jeanne Devis, conocida en los elitistas círculos de París como Victoire. La que fuera musa de Saint Laurent tenía una relación especial con la pareja de moda ya que si Yves sonreía a Victoire, Pierre se enfadaba y a la inversa. Además, el modisto había flirteado en más de una ocasión con ella ya que la veía como un verdadero amor platónico. Mientras Victoire consideraba que el couturier no amaba a las mujeres sino que las utilizaba, la segunda gran amiga del creador, Betty Catroux, resaltaba su poco apego a los que le rodeaban. Incluso Pierre Bergé afirmó en más de una ocasión esa indiferencia de Yves hacia todos. Era un hombre que gastaba sin saber cuál era su patrimonio y nunca llevaba dinero encima. Incluso se vio obligado a vender a Mick Jagger, su vecino de la Rue Babylone, objetos de su propia colección para tener dinero de uso diario. Amante de jóvenes efebos, así como del mítico Noureev, Saint Laurent era un apasionado de la belleza, aspecto que plasmó en sus grandes amores: sus colecciones.{Mariana Fontcuberta}

No hay comentarios: